martes, 15 de febrero de 2011

Lanús sufrió pero se llevó la primera sonrisa del año

Con goles de Diego Valeri, Mario Regueiro y Silvio Romero –todos en el segundo tiempo- Lanús derrotó como local a Arsenal por 3 a 1, en la primera fecha del torneo Clausura 2011. Juan Pablo Caffa había igualado transitoriamente para los de Sarandí, con un gran tiro libre. A diez minutos del final, Mauro Camoranesi debutó oficialmente en el Fútbol Argentino.

Comenzó de una vez el campeonato para Lanús. Un campeonato con algo más de expectativa que los últimos, con un equipo y un plantel que ilusionan a su gente. El conjunto que dirige Gabriel Schurrer se enfrentó con el siempre difícil Arsenal de Gustavo Alfaro. En un primer tiempo con pocas luces, se pudieron ver destellos de buen fútbol desde los pies de Valeri –el nuevo capitán-, Regueiro, y de a ratos, también en los de Ledesma.

Pero las buenas intenciones del equipo de Schurrer no se reflejaron oportunidades claras de gol para el local. Por eso, fue Arsenal el primero en generar una situación de riesgo, con Matías Alustiza sacándose de encima a Goltz dentro del área y definiendo de derecha. La pelota pasó cerca del palo derecho de Caranta y encendió una alarma para el fondo de Lanús.

Fue recién a la media hora de juego que Lanús vio de cerca la cara del gol. Guido Pizarro desbordó por la banda izquierda, tiró un buen centro atrás que llegó a conectar de zurda Castillejos y la pelota se fue cerca. Los de Schurrer dependían de arrestos individuales, hasta que a los 40, por primera vez desde que llegó al Sur, Castillejos se disfrazó de Sand. En la puerta del área, devolvió una gran pared con Mario Regueiro y el uruguayo definió cruzado ante la salida de Cristian Campestrini.

En el complemento, todo se volvió vértigo. Lanús aceleró y Arsenal le respondió a fonod. Se hizo un encuentro mucho más entretenido y dinámico que la primera parte y Valeri enseguida dejó en claro que su pie jamás perdió el pulso. Pelusa remató un tiro libre al ángulo izquierdo de Campestrini, quien se lució con una tapada brillante. La revancha llegó rápido. Tras desmarcarse con un buen amague, Regueiro mandó un gran centro desde la izquierda, Castillejos la bajó en el corazón del área y Valeri se tiró de cabeza al gol. Merecida ventaja para Lanús.

De ahí en adelante, con Pelletieri más cerca de la defensa y con Valeri algo más impreciso, Lanús perdió terreno y Arsenal lo aprovechó por las bandas. Leguizamón se adueñó de la pelota en la visita y a puro centro, Obolo casi lo empata en dos ocasiones.

A los 36, Mauro Camoranesi se dio el gusto de, a los 34 años, debutar en Primera División en el Fútbol Argentino. Sin embargo, su primera intervención no pudo ser peor. El ex Juventus se llevó puesto a un jugador de Arsenal, y de ese tiro libre, Juan Pablo Caffa dibujó un golazo en el ángulo izquierdo de Caranta.

Lanús dudó, asimiló el golpe y fue por el triunfo. Primero Arsenal se acercó con peligro y Obolo tuvo el segundo de zurda, pero la pelota se fue por sobre el travesaño. El final, sería eléctrico. A los 46 Camoranesi pidió la pelota y la pinchó por sobre Lisandro López, pase milimétrico para la cabeza de Regueiro, que le cruzó el remate a Campestrini para el 2 a 1. Delirio en Arias y Guidi, que dos minutos después, disfrutó de un pase delicioso de Ledesma para Romero, que definió cruzado para el 3 a 1 final.

Pasó el debut. El siempre difícil debut. Con pasajes de buen fútbol, con Valeri y Regueiro encendidos, con Camoranesi dando una pequeña muestra de toda su calidad, con mucho por mejorar. Con una idea. Eso ya es bastante.