sábado, 5 de febrero de 2011

Mañana de amistosos

En Arias y Guidi, hubo fútbol del bueno por la mañana. En lo que fueron los últimos amistosos de preparación, Lanús venció a Huracán en ambos partidos y dejó una imagen positiva para el comienzo del torneo Clausura.

En el primer encuentro, el local salió a la cancha con la mayoría de los que serán titulares ante Arsenal, aunque con la sorpresa de Rodrigo Erramuspe ocupando un lugar en el lateral derecho, por Carlos Araujo -tiene un problema con el transfer y Schurrer probó con una alternativa-. Diego Valeri se hizo cargo del equipo y desde sus pies nació lo mejor de Lanús. Primero metió una gran asistencia a Castillejos, que se nubló frente al arquero. Después, hizo un cambio de frente desde la derecha, para dejar sólo a Regueiro en la carrera hacia el arco. El uruguayo definió cruzado para el 1 a 0.

En la segunda parte, con los ingresos de Silvio Romero y Araujo, Lanús se movió más rápido y pudo aumentar, pero Calviño le sacó un buen remate a Ledesma.

En el segundo amistoso, Mauro Camoranesi dejó en claro por qué jugó tanto tiempo en el fútbol más importante del mundo. Con un nuevo sistema- 4-3-3, se paró a la derecha de Diego González- de gran nivel- y distribuyó el juego. Toque corto, largo, cambio de frente, pase entre líneas y precisión. Hizo todo el campeón del mundo con Italia en 2006. Le faltó el gol, aunque llegó en una situación a definir en posición de número nueve. El 1 a 0 para los suplentes lo hizo César Carranza, que desde afuera del área, clavó un zurdazo al ángulo derecho de Monzón.

En el complemento, Camoranesi se desmarcó muy bien en la mitad de la cancha, aceleró y profundizó para Leandro Díaz, este tocó para Castillejos y el ex Central definió fuerte, arriba, para un golazo. El tercero llegó desde una gran combinación de Carrasco en velocidad y nuevamente Castillejos resolvió debajo del arco. Rolando Zárate descontó para Huracán.